¡Come, sano, delicioso y fit… sin gastar mucho!

Te aseguro que al pensar en dieta saludable  jurarías  que todo tu dinero se va a ir en el primer super que hagas, y en estas épocas donde cuidar tu presupuesto es primordial al igual que mantenerte sana y saludable; puede ser todo un dilema… ¡pero en verdad que no es así!
 
Es cierto que al hacer tu lista de super te has llegado a gastar miles de pesos comprando, a veces productos “light”, “orgánicos” o simplemente eligiendo más de lo que te puedes comer. Alimentos que al final solo hacen inflar tu cuenta. Sin lugar a duda comprendemos esto y por ello, te pasamos unos tips de nutrición súper a doc, para que puedas planificar tu próxima compra sin gastar en cosas innecesarias e invertir en adquirir productos para mantener un plan alimenticio saludable.

1. Elabora un “menú” de tu semana. Si es con el plan que te brindamos por equivalencias, el cual es totalmente personalizado a tus necesidades o si ya tienes una dieta menú, elaborada por tu nutrióloga; así sabrás exactamente que alimentos y en qué cantidad comprar.

2. Revisa que platillos puedes usar con los mismos ingredientes. De esta manera evitaras que alguna fruta o alimento se eche a perder si no lo consumes del todo.

3. Compara precios. Muchas veces los productos como sustitutos de azúcar, harinas de coco, almendras, etc…, suelen tener variaciones de precio entre un super y otro.

4. Compra frutas y verduras lo más frescas posible. Mientras menor tiempo tengan estos alimentos en los aparadores, es mucho mejor opción, ya que duran más.

5. Apégate a la lista que realizaste para tu comida. El comprar “por si necesito” o “por si se me antoja”, son las dos decisiones que al final hacen que gastemos más de lo planeado.

6. No porque un producto diga “orgánico”, siempre lo es. Si no eres experta en leer la etiqueta, consulta antes con tu nutrióloga para que te asesore en si vale el costo del producto o bien puedes comprar otro que sea lo mismo, pero a menor costo.
7. Evita gastar en constantes productos ya preparados y mejor hazlos tú. Actualmente podemos tener un mayor manejo de nuestros tiempos, ¿por qué no aprovecharlo en cocinar nuestras propias recetas? Por ejemplo: unas gelatinas sin azúcar; ¡imagínate… comprar un pack de estas gelatinas ya hechas, puede costarte hasta cuatro veces más que un sobre para hacer en casa!; lo mismo pasa con las palomitas light, cocinarlas de forma casera es mucho más económico y rico.

8. No hagas el super cuando “tengas hambre” o no hayas comido. Sabemos que es casi seguro que termines comprando cosas que no necesitas y que puedan ser comida chatarra.

9. Deja a un lado las “bebidas light” o sin azúcar. Sí, sabemos que muchas veces lo has leído, pero en verdad es súper básico tenerlo siempre en cuenta. Al dejar de consumir estas bebidas (como el refresco) y eliges mejor tomar agua natural o de sabor hecha en casa, podrás ahorrar mucho.

10. ¡Mantente en Casa! Hay muchas opciones para poder hacer el super en línea o bien que te lo lleven a tu casa. Revisa qué opciones de app para entregas a domicilio se adaptan más a lo que necesitas y evita ponerte en riesgo.

 

Por:  Betty Mariscal

 


Publicación más antigua Publicación más reciente


1 comentario
  • Super buena info, muy útil a la hora de hacer tus compras!

    Sofia en

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados