¿Comes por hambre o ansiedad?

¿Te ha pasado que sientes "hambre" todo el tiempo a pesar de que acabas de comer? Es importante primero saber identificar cuándo realmente es hambre y cuándo se trata sólo de ansiedad y saber qué hacer y evitar esos atracones de comida innecesarios.
La ansiedad suele aparecer de repente, es decir: al estar trabajando, viendo una serie o en tu celular y de pronto piensas “se me antojó algo… necesito comer…” y ese alimento es muy específico, que normalmente suele ser dulces, papitas, helado, refresco o chocolate; así que ojo, porque ésta es la primera señal de que no es hambre.
Otra característica de la ansiedad es que se presenta de manera urgente, sientes como si perdieras el control al obtener ese alimento a pesar de que hace menos de 1 hora hayas comido y como consecuencia vendrá un sentimiento de culpa inmediatamente después de ingerirlo.
Ahora vamos a diferenciar el hambre. Esta podría esperar un poco, ya que aparece gradualmente, aunque a veces no lo notemos porque estamos ocupados o entretenidos con otra cosa, pero trata de prestar atención, porque si comes cada 3 o 4 horas (desayuno, comida, cena y snacks a media mañana y media tarde) difícilmente aparecerá el hambre. Otra diferencia entre éstas, es que, cuando realmente es hambre estás abierta a varias opciones, podrías comer cualquier cosa, incluso una manzana o una ensalada.

Te dejo algunos tips para evitar la ansiedad por comer:

  1. Lo primero es ser consciente cuando se te antoje algún alimento y analizar si en realidad es hambre o es ansiedad.
  2. Cuando tengas un episodio de ansiedad, busca distraerte con alguna actividad que te guste, como llamarle a un amiga, hacer ejercicio, dibujar, pintar, bailar, etc... esto mantendrá tu mente ocupada en otra cosa y te ayudará a no pensar en la comida.
  3. Ten listo y a la mano snacks bajos en calorías como pepino, jícama picados, apios desinfectados, almendras o tu proteína FITbody.
  4. Consume agua natural durante el día, muchas veces podemos llegar a confundir la sed con hambre.
  5. Elige alimentos que te gusten, no tienes que comer siempre lo mismo e incluso no se recomienda porque llegarás a aburrirte pronto y vas a querer abandonar los hábitos saludables pronto.
  6. Elimina distractores mientras comes, como celular o t.v. Disfruta los alimentos, sus diferentes sabores, texturas u olores; esto te ayudará a tener mayor satisfacción y controlar el apetito.
Recuerda que tenemos asesorías personalizadas online incluidas en nuestros retos y en la compra de tu proteína, es importante ser asesorada con especialista en el tema y nosotras tenemos a las mejores.

 Por:  Mariana Jerez 

 


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados