EL ALCOHOL Y SU EFECTO EN LA NUTRICIÓN

El alcohol y su efecto en la nutrición


Ya se acercan las fiestas patrias y por lo mismo es una costumbre celebrar a lo grande!! Dentro de estas fechas, es muy común caer en los excesos de la comida y bebida, olvidando por unos días el concepto FIT.


Es por eso que hoy te vamos a platicar de los beneficios del alcohol en pequeñas cantidades, los efectos que causa en nuestro cuerpo cuando lo consumimos en exceso y también cuáles son algunas buenas opciones para disfrutar de estas fiestas sin perder el control. 


Todas sabemos que el alcohol en la dieta es un factor a considerar si queremos cuidar de la salud, o estamos en un plan de alimentación para lograr un objetivo.


Puede ser beneficioso cuando se ingiere en pequeñas cantidades diarias.

  • 1-1,5 raciones/día de bebidas alcohólicas en mujeres 
  • 2-2,5 raciones/día de bebidas alcohólicas en varones adultos

Algunos estudios han demostrado que el vino en pequeñas cantidades puede prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que sus antioxidantes actúan contra los radicales libres, los fenoles en especial el resveratrol, ayuda mejorando la circulación sanguínea.


Pero sabías que el  alcohol al ser una fermentación de azúcar o almidón, contiene 7 kcal por 1g de alcohol, las cuales no tienen nutrientes. Son calorías vacías que nuestro cuerpo no metaboliza, es decir no lo convierte en energía y por lo tanto lo reserva de la única forma que lo sabe hacer, como grasa.


Es por eso que el consumo en exceso de alcohol, ya sea frecuente u ocasional pero en grandes dosis, puede afectar el estado nutricional de una persona. 

A continuación te mostramos cuáles son sus efectos sobre la nutrición:


  1. Altera el equilibrio de la glucosa en sangre pudiendo causar hipoglucemias severas en estados de ayuno.
  2. Produce infiltración de grasa en el hígado o esteatosis hepática.
  3. Aumenta el colesterol LDL o colesterol malo en sangre.
  4. Reduce la absorción de ácido fólico pudiendo ser éste un factor desencadenante de anemia nutricional.
  5. Interfiere en la capacidad del organismo de absorber calcio, lo cual puede afectar la salud ósea negativamente.
  6. Su consumo puede causar desequilibrios energéticos, llevando a la desnutrición en alcohólicos severos o a obesidad en bebedores fuertes pero no adictos.
  7. Retrasa la recuperación muscular post ejercicio, aumentando el riesgo de lesiones.

Por todo esto te sugerimos elegir sabiamente tu consumo de alcohol y solo hacerlo ocasionalmente. Aquí algunos tips:

  1. Limita tu consumo de alcohol a solo 1-2 bebidas máximo por día.
  2. Toma despacio, acompaña con algún alimento y alterna con agua simple tus bebidas.
  3. Evita los shots y prefiere bebidas preparadas con agua mineral o refrescos sin azúcar.
  4. Evita tomar en grandes cantidades, es mejor tomar poco u alternando días para que tu cuerpo no haga una tolerancia al alcohol.
  5. Cuida tu alimentación el día que decidas tomar y retoma tus buenos hábitos al día siguiente.
  6. Algunas opciones de bebidas bajas en calorías son las siguientes.

Publicación más antigua