Suplementos herbolarios y botánicos ¿funcionan?

Existen miles de productos y suplementos botánicos en el mercado, los cuales, en su mayoría se pueden adquirir sin receta. Sin embargo, aunque veas anunciados muchos de ellos o te lo recomiende algún conocido; no todos cumplen lo que prometen, ya que no se tiene la evidencia suficiente para afirmar su eficacia.

Aquí te enlisto algunos de los más comunes y su evidencia.

Gingo biloba: se utiliza para mejorar el flujo sanguíneo; sin embargo no se ha comprobado su eficacia para la pérdida de oído, cáncer, demencia, estrés, trastornos circulatorios y asma.

Si lo consumes, asegúrate de no combinarlo con fármacos como: Warfarina (anticoagulante), hipoglucemiantes (como metformina), vitamina E o ácido acetil salicílico (aspirina).

Ginseng: se utiliza para adaptación al estrés, mejorar la concentración o desempeño, funciona como digestivo y protección contra cáncer.

Si lo consumes, asegúrate de no combinarlo con fármacos como: Warfarina, insulina, metformina, estimulantes del sistema nervioso central, como la cafeína, esteroides, hormonas y antipsicóticos.

Melatonina: se utiliza como auxiliar para el sueño o si tienes el famoso jet lag :P.  Sus propiedades antioxidantes están en estudio, por lo que no podemos aún decir que funciona como antioxidante.

Evita combinarla con alcohol, corticoesteroides (cortinsonas) o inmunosupresores (prednisona, dexametasona, hidroxicloroquina, etc) .

Ashwaghanda: Se utiliza como tratamiento complementario en diabetes, artritis reumatoide, obesidad, artritis, estrés y ansiedad.

Estas hierbas tienen propiedades antioxidantes, antimicrobianas, hipoglucemiantes y antiinflamatorias.  

Recientemente se ha utilizado mucho para inducir a la relajación y como tratamiento del síndrome de intestino irritable.

Psyllium: Se utiliza como laxante y tratamiento complementario del estreñimiento crónico. 

Este suplemento es una buena opción si eres de las típicas personas con problemas para ir al baño y ojo, no me refiero a que no vayas 3 veces en el día, sino que te cueste trabajo, haya dolor, incomodidad o incluso pase hasta 1 día sin poder ir al baño.

Té verde: uso para la activación de termogénesis y la oxidación (quema) de grasas. Puede mejorar la resistencia y respaldar la pérdida ponderal de grasa.

Éste es de los suplementos estrella que funcionan como complemento en la reducción de grasa, no es mágico, pero en conjunto con una alimentación y  entrenamiento adecuados estimula una mayor pérdida de grasa.

Evita su consumo si estás embaraza o lactando y si tienes diagnóstico de ansiedad o depresión, también debes ser precavida y consultarlo con tu médico, ya que al contener cafeína puede inducir insomnio o ansiedad.

Fuente: Escott-Stump, Sylvia. Nutrición, diagnóstico y tratamiento, Wolters Kluwer, 8° edición, 2016.

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados