Cómo iniciar en el gym y no rendirse en el intento

Empezar en el gym, cambiar los hábitos alimenticios y llevar una vida más sana, siempre forman parte de la lista de deseos que hacemos a inicios de año. Estás a la mitad y hay que ser honestos, si llegaste a este artículo es porque se te ha complicado cumplir ese propósito de año nuevo, pero ¡no te preocupes! Aquí te daremos los mejores consejos para que puedas alcanzar tus metas sin rendirte en el intento. 


  • La motivación es un buen inicio 

  • Si no estás motivado, no irás. Lo primero que debes hacer es plantearte cuáles son tus objetivos, puede ser bajar de peso, marcar o tonificar ciertas partes del cuerpo, tener una mejor condición física etc. Lo importante es que tengas presente el porqué has decidido dar este paso en tu vida. 

    Sin embargo, debes tomar en cuenta que todos los cambios son graduales, requieren tiempo y constancia, por esto tus objetivos deben ser reales. No puedes pretender perder 5 kilos en una semana o aumentar tu masa muscular tras un par de días de entrenamiento. No te presiones si no ves cambios al principio, recuerda que todo es poco a poco. 


  • Elige un gimnasio y equipo que se adapten a ti 

  • Una vez que hayas fijado tus objetivos evalúa cuál es el mejor gimnasio para ti, algunos parámetros que te pueden servir son: la calidad de los profesionales, el nivel de higiene, las instalaciones, el costo y la cercanía. Puede haber un instructor que sea un experto para ayudarte a desarrollar masa, pero tal vez tú quieras hacer resistencia o podrías tener poco tiempo libre para hacer tu rutina y si el gym se encuentra a media hora de camino es muy probable que dejes de ir. 

    Ahora, debes armarte con tu equipo básico: tenis y ropa deportiva transpirable, también puedes añadir algunos otros accesorios como un shaker para mantenerte hidratado, ligas o mancuernas para complementar tu entrenamiento, entre otras cosas. 


  • Arma tu calendario de rutinas 

  • Es importante que marques los días y horas que harás de ejercicio, puede parecer un poco exagerado, pero la falta de planificación hace que muchas veces nos quedemos con poco tiempo para ir al gym. Además, durante las primeras semanas es muy importante que lo sigas al pie de la letra. Recuerda que durante los primeros días estás creando el hábito, una vez haya pasado cierto tiempo y lo hayas integrado a tu rutina, ir al gimnasio ya no te tomará ningún esfuerzo. 


  • Déjate ayudar

  • Tal vez éste sea uno de los mejores consejos, al comenzar a ir al gimnasio asesórate con un coach que te ayude a trabajar las áreas del cuerpo que deseas. Él sabrá cuáles son los ejercicios adecuados a tus necesidades, te puede corregir si los estás llevando a cabo de forma errónea y apoyará con cualquier duda que tengas. 


  • Ten cuidado con las lesiones 

  • Sabemos que el empezar una vida fit puede ser emocionante, sólo ten cuidado, no quieras llegar y hacer 100 repeticiones o cargar una pesa de 50 kg, podrías lastimarte. Lo mejor al iniciar el ejercicio es realizar un calentamiento, así te aseguras de que tus músculos estén preparados para la rutina principal. Si tienes dudas de como hacer el calentamiento, consulta a tu entrenador. 


    Ahora ya sabes cómo empezar tu entrenamiento, esperamos que estos pequeños tips te ayuden a lograr tus objetivos, anímate a cambiar tu vida y sentirte mejor.