Haz tu rutina con ligas de resistencia

Las ligas o bandas de resistencia se han convertido en el complemento básico de los deportistas, pues no solo son económicas y sencillas de usar, también mejoran la resistencia física, flexibilidad, estimulan el aumento muscular y tonifican zonas problemáticas con flacidez.

Cuando entrenas con bandas de resistencia y eres principiante, lo ideal es comenzar con una banda más ligera que ofrezca menos resistencia y subir de nivel a medida que aumenta su fuerza. Por su parte, los deportistas avanzados deben utilizar una banda más gruesa y resistente.

Pasos laterales 

Coloca la banda de resistencia alrededor de tus tobillos. Comienza con los pies separados a la altura de los hombros y las rodillas ligeramente dobladas, da 15 pasos a la derecha y luego 15 pasos a la izquierda. Esto lo tomaremos como una serie, recuerda que los pasos deben ser lo suficientemente grandes para notar la resistencia de la banda. Pon atención en tus rodillas ya que estas deben ser empujadas hacia afuera, no dejes que vayan hacia adentro por inercia. Haz 2 o 3 series. 

Sentadillas con levantamiento de pierna

Sitúa la banda alrededor de tus muslos, pon los pies separados a lo ancho de tu cadera. Inclina las cadera y bája en una sentadilla profunda, recuerda que tu espalda debe estar recta. Al volver a la posición de pie, eleva la pierna derecha hacia un lado. Coloca el pie derecho en el suelo y repite todo el movimiento para un total de 20 repeticiones. Repite con la pierna izquierda.

Plancha con banda 

Pon la banda de resistencia alrededor de tus tobillos, y colócate en posición de plancha. Levanta el pie derecho unos 30 centímetros y luego vuelve a la posición inicial. Repite hasta un total de 10 repeticiones antes de cambiar de pie.

Curl de bíceps 

Siéntate en una silla o peldaño. Pliega la banda de resistencia por debajo de la rodilla derecha y sujétala con la mano derecha. Tira de la banda hacia el hombro derecho. La parte superior del brazo debe quedar fija y el codo tiene que estar debajo del hombro, pegado al cuerpo. Libera la tensión y vuelve a la posición inicial. Haz todas las repeticiones con un mismo brazo y después cambia de lado.

¡Ahora corre por tus ligas y prueba la rutina que más te guste! No olvides que en la aplicación de Fit body encontrarás los mejores entrenamientos con ligas de resistencia, para dar a tu cuerpo ese punch que necesita.