Porqué amar la bicicleta estática

La bicicleta estática es una de las actividades deportivas más populares entre las personas que realizan ejercicios de “cardio”, ya que puede llevarse a cabo tanto en casa como en el gimnasio. Sin embargo, antes de subirse a este tipo de bicis hay que tener claras algunas cuestiones, como saber si es bueno hacer bicicleta estática todos los días o conocer los beneficios que puede aportar


Principales beneficios de la bicicleta estática


  • Aumento de la capacidad cardiovascular 
  • Al llevar a cabo esta actividad de manera regular, el corazón se fortalece y entrena, lo que permitirá que la frecuencia cardíaca se reduzca tanto en reposo como al ejercitarte, por lo que tu corazón estará menos estresado y la presión arterial también será menor. 

    Por otra parte, tu capacidad respiratoria también se verá favorecida, ya que cuando los músculos están más fuertes, requieren menos oxígeno para funcionar, por lo que al hacer ejercicio, aprenderás a controlar mejor la frecuencia e intensidad de respiración.

  • Quema de grasa corporal 
  • Otros beneficios de la bicicleta estática es la quema de grasa corporal y la pérdida de calorías, ambos factores combinados con una dieta adecuada ayudan a combatir el sobrepeso y la obesidad. 

  • Reducción del estrés 
  • Pedalear no solo es bueno para tu cuerpo, también para tu mente. Al llevar a cabo la actividad física liberas endorfinas, las cuales ayudan a la disminución del estrés 

  • Fortalece el tren inferior 
  • Al utilizar la bicicleta estática, podrás trabajar muchos músculos distintos para ganar más fuerza y definición. Sin embargo, los músculos que se ven más beneficiados son los que conforman el tren inferior: pantorrillas, glúteos, isquiotibiales y cuádriceps. También se fortalecen los huesos de la zona dorsal, favoreciendo, por consiguiente, la salud postural, en concreto, la espalda.

    A continuación te compartimos algunas rutinas que puedes realizar 


    Rutina para aumentar la velocidad

    1. Comienza pedaleando 10 minutos a baja intensidad, para activar los músculos y evitar lesiones.
    2. Durante los siguientes 10 minutos aumenta la velocidad en los primeros 10 segundos de cada minuto y utiliza los 50 restantes para recuperarte.
    3. Los últimos 10 minutos se van alternando uno de alta intensidad con uno de baja.  
    4. La duración total de este ejercicio es de media hora.

    Rutina de una hora 

    Este ejercicio está centrado en aumentar la fuerza y resistencia en las piernas. Si al principio te resulta complicado hacer la hora completa, puedes reducir el tiempo e irlo aumentando de forma gradual. 

    1. Empieza pedaleando a una velocidad media durante 20 minutos.
    2. Aumenta la velocidad progresivamente cada 5 minutos hasta completar el tiempo total de la actividad física.
    3. Agrega a cada sesión 5 minutos al final para mejorar la fuerza y resistencia.

    Rutina para perder grasa

    El objetivo de esta rutina es ayudarte a quemar grasa mientras incrementas tu ritmo cardíaco y generas una mayor resistencia.

    1. Inicia con un calentamiento de 5 minutos a baja intensidad, pero pedaleando rápido.
    2. Intercala 5 ciclos de 20 segundos pedaleando a alta intensidad y 10 segundos con una más baja.
    3. Descansa 1 minuto mientras sigues pedaleando a un ritmo más lento.
    4. Repite este ciclo 4 veces y termina con el mismo calentamiento.

    Toma en cuenta que si deseas hacer bicicleta estática todos los días, y vas iniciando en esta forma de ejercitación, lo recomendable es comenzar con 60 minutos a la semana, en sesiones de baja intensidad de 7 a 10 minutos diarias. De esta forma, podrás ir graduando la intensidad y aumentarla si lo deseas. No olvides hacer un calentamiento inicial acompañado de estiramiento, a fin de evitar lesiones.