Salud física y mental

Arrancamos el 2023 y qué mejor forma de iniciar que con una buena salud física y mental. Ya hemos hablado un poco sobre la salud mental en otros blogs, pero es momento de recordarlo y más cuando tenemos un nuevo inicio. 

Sabemos que en el transcurso de los días, el trabajo, los problemas de pareja,  falas preocupaciones se acumulan, esto nos pueden hacer sentir más pesimistas o sin ganas de hacer planes. Muchas veces esto nos afecta tanto que no quita las ganas de hacer ejercicio físico y este es, sin duda, uno de los aspectos que nos ayudará a estar activos.

Cuando, por ejemplo, dedicas tiempo a correr o a ir al gimnasio, te olvidas por un tiempo de todos esos problemas que te están agobiando. Se trata, al fin y al cabo, de dedicarte un poco de tiempo a ti mismo, lo que te servirá para ver la situación con mayor claridad.

La ansiedad irá desapareciendo y tendrás la cabeza preparada para pensar en ideas positivas y constructivas. En pocas palabras, si haces deporte te alivias del estrés que te afecta.

Este proceso positivo tiene una base biológica. Ten en cuenta que, haciendo ejercicio físico favoreces la liberación de adrenalina. Recuerda que el deporte estimula las hormonas de la felicidad. Si te preguntas cómo cuidar la salud mental, aquí tienes una respuesta fundamentada.

Hacer ejercicio acompañado es bueno para tu salud mental

Efectivamente, ya que te ayuda a salir de casa y moverte cuando tengas menos fuerzas o ganas. Hacer deporte con amigos hace crecer la vida social de una persona y le puede servir incluso para conocer otras amistades y realizar más planes.

Si sigues una cierta disciplina de ejercicio y la complementas con una alimentación balanceada podrás comprobar cómo tu cuerpo experimenta una mejora.

 

En definitiva, salud física y mental son conceptos inseparables. No olvides cuidar de estos dos aspectos para sentirte mejor.