Una buena hidratación forma parte de un buen estilo de vida

El agua es un compuesto vital para nuestro organismo. Actúa en nuestro cuerpo como un nutriente indispensable, por lo que consumirla a diario no debe pasar desapercibido.


No hay otra sustancia que consumamos que esté tan involucrada en funciones de nuestro organismo, a continuación, te presentamos algunas de ellas:


  • Facilita la masticación, deglución y paso de los alimentos por el tracto digestivo.
  • Ayuda a transportar hormonas y otras sustancias por la sangre.
  • Ayuda a la desintoxicación natural de nuestro organismo a través de riñones, intestino y piel.
  • Protección y crecimiento muscular.
  • Evita el envejecimiento celular.
  • Previene enfermedades relacionadas a los huesos y corazón.
  • Ayuda a la correcta producción de leche materna en mujeres lactantes.
  • Apoya el óptimo crecimiento fetal en mujeres embarazadas.
  • Ayuda a mantener nuestra temperatura corporal cuando realizamos ejercicio.

Una vez dicho estudiado todo esto, queda clara la importancia de una buena hidratación, ya que, una disminución de tan solo el 2% de agua corporal en el cuerpo, puede afectar nuestro sistema con consecuencias fatales. 😵


El 50-60% de nuestro peso total es agua, ¿puedes creerlo?, distribuido principalmente en músculo, hueso, grasa corporal y dientes, por eso, que la cantidad de agua que debemos tomar es en función al sexo, edad, etapa de vida y nivel de actividad física de cada persona. 


Te presentamos una métrica general de la cantidad de agua que debemos consumir según la edad y sexo de las personas:



EDAD

Recomendaciones el L/d

0 a 6 meses

0.7

6 a 12 meses

0.8-1

1 a 2 años

1-1.2

2 a 3 años

1.3

4 a 8 años

1.6

HOMBRES

MUJERES

9 a 13 años

2.1

1.9

14 a 18 años

2.5

2.0

19 a 70 años

2.5

2.0

Embarazo

2.3

Lactancia

2.7


No hay que confundir la sensación de sed, con algo súper riesgoso como la deshidratación, ya que el mecanismo de la sed aparece cuando la deshidratación está presente. Los signos más comunes de deshidratación son:

  • Boca seca
  • Fatiga
  • Debilidad
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para concentrarse
  • Confusión mental
  • Somnolencia

Debemos estar alertas ante las señales de nuestro cuerpo indicando deshidratación, previniendo complicaciones a corto, mediano y largo plazo, todo en función de mantener un estilo de vida saludable.